Ayduar a paciente siendo amigos

Ayudar a un paciente que es nuestro amigo puede salir caro

7 minutos

¿Quién no ha realizado alguna vez en su consulta un favor personal para ayudar a un paciente que es familiar, amigo, conocido…? A continuación, les relatamos algunos favores que han terminado en problemas legales.

En nuestro despacho hemos recibido casos de médicos que han terminado enredados en procesos judiciales por realizar algún favor para ayudar personalmente a un paciente. Muchos de estos casos requieren que el profesional acuda con abogados especialistas para que se proceda a la defensa de sus intereses y derechos. Además, este tipo de casos no suelen estar cubiertos por las entidades aseguradoras privadas ni las que dan cobertura a la Sanidad Pública.

Uniteco pone a su disposición, a través de nuestro seguro de Responsabilidad Civil, un despacho de abogados especializado para proteger sus intereses en estos supuestos. Por citar algunos casos, a modo de ejemplos, tenemos:

Ayudar a un paciente en un juicio de divorcio o custodia de menores

Hay que prestar cuidado con los informes que se suelen dar a familiares de los pacientes. Estos podrían ser utilizados en un procedimiento judicial de divorcio o de custodia de menores.

El médico, normalmente, se verá envuelto en una reclamación judicial contra él por revelación de secreto profesional. Ello podría llevarle a una inhabilitación profesional o bien una queja ante la comisión deontológica del centro de salud con las consecuentes responsabilidades disciplinarias.

Uno de estos casos comenzó con una recomendación, en el papel del hospital, de un psiquiatra para el cónyuge que más adelante éste utilizó en un juicio para dar a entender problemas psiquiátricos de su mujer y que, por lo tanto, daba a entender que no era adecuada para el cuidado de sus hijos.

Ayudar a un paciente con certificados falsos

Cuidado con expedir certificados médicos impeditivos en pacientes no conocidos, pues estos pueden ser utilizados de las más diversas maneras y te pueden acabar envolviendo en procesos judiciales, no habiendo intención de emitir un certificado para esa situación.

Esta actuación del profesional puede llevar aparejada citaciones judiciales por posible falsificación de documentos público, reclamación de daños y perjuicios por la empresa u otros supuestos relacionados con el mismo.

Uno de los casos supuso una excusa para no asistir como jurado a un juicio por dolencias lumbares graves. Al día siguiente, se le vio dando saltos en un partido de fútbol celebrando la victoria de su equipo.

Prescripción de recetas a familiares y amigos

En ocasiones, esta prescripción lleva aparejada la iniciación de procedimientos disciplinarios por el abuso del derecho del profesional al prescribir medicación a un paciente que no es de referencia, con la consiguiente tramitación del procedimiento disciplinario y posibles sanciones administrativas.

Todas estas malas prácticas deben tomarse con mucha precaución por parte del médico. En cualquier caso, y aunque realicen su trabajo siempre con la mejor intención -lo cual nunca se puede dudar-, es importante que estén protegidos por un buen seguro de Responsabilidad Civil para médicos, pues será el que responda económicamente de posibles sanciones legales.

​ ​

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

​ ​

Subscribe to our newsletter

Suscríbete al blog

Subscribe